Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano

Edificación de Familias Fuertes con Pie de Casa.

Edificación de Casa.

Por medio de esta vertiente se entrega de paquetes de materiales para una vivienda en terreno que sea propiedad del beneficiario, para reducir el rezago de la vivienda, a través de la dotación de una unidad básica de vivienda de 40.5 metros cuadrados.

Los interesados deberán de ser habitantes de los 125 municipios del Estado de México que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad social, prioritariamente en localidades de alta y muy alta marginación, su propiedad no deberá estar ubicada en zona de alto riesgo, con restricciones de preservación ecológica o de uso distinto al habitacional; deberán acreditar la propiedad o la posesión legítima del inmueble en donde se aplicará el apoyo, con copia simple de la documentación (escritura, sesión de derechos, contrato de compra-venta); habitar la vivienda objeto del apoyo solicitado y fotografía simple y original para cotejo de identificación oficial con fotografía vigente y Cédula Única de Registro de Población (CURP).

LAs características de la casa que se puede construir, a partir del diseño que se proporciona al beneficiario, comprende de dos dormitorios, un baño, sala-comedor y cocina, pudiendo variar de acuerdo al diseño que se otorgue.

Los materiales de construcción que se proporcionan consisten en cemento, mortero, blocks, alambre recosido, Armex, malla electrosoldada, varillas de 3/8, pintura látex, sellador vinílico, impermeabilizante, sockets, chalupas galvanizadas, manguera poli Flex, puertas interiores de MDF, puerta de acero, exterior y ventanas de aluminio, debiendo edificarse por autoconstrucción, para lo cual se le brinda asesoría correspondiente o mediante la contratación de mano de obra cuyo gasto corre a cargo del beneficiario. Cabe señalar que los materiales agregados como grava y arena son aportados por el beneficiario, estimándose un tiempo de ejecución de la obra de 90 días, al término del cual se realiza la supervisión de la aplicación de los materiales.

La vivienda básica tendrá la posibilidad de aumentar sus dimensiones, con crecimiento progresivo, conforme a las necesidades de las familias y la disponibilidad de recursos. Con estas acciones se busca que las familias de bajos ingresos dejen de habitar viviendas carentes de planeación y construidas con materiales que no son los adecuados para la vivienda, fomentando así, la construcción de vivienda de tipo definitiva que no requerirá de cambios constantes de sus elementos como es el caso de la vivienda provisional o edificada con materiales perecederos, lo que repercutirá en que las familias cuenten con una vivienda digna.