Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano

Pie de casa

Pie de Casa

Por medio de esta actividad, se otorgan paquetes de materiales de construcción en especie a las personas que solicitan apoyo para la edificación de un pie de casa, que cuentan con terreno propio y que cumplan con las Reglas de Operación. 

Del Fondo de Vivienda Social, en donde los interesados deberán ser personas de que radican actualmente en el territorio del Estado de México, con ingresos de hasta 5 veces el SMGV, presentar copia de identificación oficial con fotografía y original para cotejo, documento que acredite la propiedad o en su caso, la posesión legitima del inmueble en donde se aplicará el apoyo. Se admitirán: Título de propiedad, inmatriculación administrativa, constancia expedida por autoridades ejidales o municipales, cesión de derechos, contratos privados de compra-venta o comprobantes de pago de impuestos o servicios públicos municipales,, boleta predial, pago de luz u otro documento que sea oficial. La vivienda objeto de la solicitud, no deberá estar ubicada  en zona de alto riesgo, con restricciones, de preservación ecológica o de uso distinto al habitacional, conforme a la zonificación del respectivo Plan Municipal de Desarrollo Urbano vigente.

Las características del pie de casa que se puede construir, a partir del diseño que se proporciona al beneficiario, comprende una superficie total de 21 metros cuadrados, integrada por un dormitorio y un cuarto de usos múltiples, pudiendo variar de acuerdo al diseño que se otorgue.

Los materiales de construcción que se proporcionan consisten en perfil monten y lámina de fibrocemento para la cubierta o losa de concreto, block macizo, mortero, cemento, ventanas, puerta, malla electrosoldada, alambre recocido, varilla, castillos electrosoldados, pintura y sellador vinílico, debiendo edificarse por autoconstrucción, para lo cual se brinda la asesoría correspondiente o mediante la contratación de mano de obra cuyo gasto corre a cargo del beneficiario. Cabe señalar que los materiales agregados como grava y arena son aportados también por el beneficiario, estimándose un tiempo de ejecución de la obra de 45 días, al término del cual se realiza la supervisión de la aplicación de los materiales.

El producto que se obtiene es una vivienda básica o inicial, que tendrá la posibilidad de aumentar sus dimensiones, con crecimiento progresivo, conforme a las necesidades de las familias y a la disponibilidad de recursos. Con estas acciones se busca que las familias de bajos ingresos dejen de habitar viviendas carentes de planeación y construidas con materiales que no son los adecuados para la vivienda, fomentando así, la construcción de vivienda de tipo definitiva que no requerirá de cambios constantes de sus elementos como es el caso de la vivienda provisional o edificada con materiales perecederos, lo que repercutirá en que las familias cuenten con una vivienda digna.